El Ararteko recomienda al Ayuntamiento de Donostia/San Sebastián que elimine la obligatoriedad de la cita previa para cualquier trámite y habilite dicho sistema como opción voluntaria

Un ciudadano preguntó al Ayuntamiento de Donostia/San Sebastián el motivo por el cual se impone la cita previa para realizar actuaciones de manera presencial. El consistorio le respondió que se trata de un sistema adecuado para prestar un mejor servicio público de atención ciudadana y evaluado favorablemente por la ciudadanía.

El reclamante acudió al Ararteko para mostrar su disconformidad con la respuesta y esta defensoría preguntó a la administración sobre los criterios organizativos, técnicos y la motivación jurídica utilizada para implantar la cita previa obligatoria y si efectivamente era necesaria para cualquier actuación o trámite.

En respuesta, la entidad local explicó que el sistema de cita previa sí es obligatorio mayoritariamente, y flexible, porque siempre se atiende sin cita ante necesidades urgentes.

En la recomendación, el Ararteko considera que la administración no aportó los criterios técnicos, evaluados mediante indicadores y elementos objetivos como la opinión de la ciudadanía, que permitan conocer cuál es la contribución del sistema de cita previa obligatoria al interés general para realizar los trámites administrativos. Por otro lado, destaca que la ciudadanía no tiene el deber de motivar la urgencia para ser atendida por la administración de manera presencial. 

En síntesis, el Ararteko considera que no parece existir normativa habilitante que justifique la obligatoriedad de la cita previa y, por lo tanto, se trataría de una medida no sustentada en el interés general y contraria al derecho a una buena administración, el cual obliga a la administración a motivar sus decisiones.

Por los motivos citados, recomienda al ayuntamiento que elimine la cita previa obligatoria, y que, en su lugar, habilite el sistema como opción voluntaria.

RESOLUCIÓN

Vitoria-Gasteiz, 13 de mayo de 2024